Tipos de aislamiento: una guía completa

Comprender los diferentes tipos de aislamiento le ayudará a conseguir un hogar cómodo y energéticamente eficiente. El aislamiento está diseñado para reducir la transferencia de calor entre un edificio y el medio ambiente. El aislamiento se mide en valor R para determinar el nivel de resistencia térmica. Aparte del valor R del aislamiento, otros factores determinan la eficacia del aislamiento.

Types of insulation

En esta guía, analizaremos los tipos de aislamiento comunes y sus valores R. También discutiremos los factores esenciales a considerar al elegir el aislamiento.

¿Cuáles son los tipos comunes de aislamiento?

Existen diferentes tipos de aislamiento que se utilizan habitualmente para aislar térmicamente un edificio. Estos aislamientos difieren en términos de valor R, material aislante y costo de instalación. El tipo de aislamiento utilizado en un edificio determina el nivel de resistencia térmica. A continuación presentamos 8 tipos comunes de aislamiento para viviendas y otras estructuras de construcción; 

Spray Foam insulation

1. Aislamiento de espuma en aerosol

El aislamiento de espuma en aerosol, un producto de la reacción química entre isocianato y resina de poliol, es una opción popular para el aislamiento de edificios. Cuando se aplica, toma la forma de un líquido y se expande hasta aproximadamente 30 a 60 veces su volumen líquido, llenando eficazmente las cavidades y evitando la filtración de aire o la transferencia de calor. Se aplica a diferentes partes de un edificio, como áticos, techos, paredes y pisos. 

 La espuma en spray se compone de 2 tipos según la estructura celular , la densidad y el valor R: espuma en spray de células abiertas y de células cerradas. Ambos tipos de aislamiento de espuma en aerosol proporcionan un excelente aislamiento térmico en los edificios. Sin embargo, la espuma de celda cerrada es más costosa de instalar y ofrece un valor R más alto que la espuma en aerosol de celda abierta. El valor R oscila entre R3 y R7, según el tipo utilizado.

La flexibilidad del aislamiento de espuma en aerosol lo convierte en el tipo de aislamiento ideal para tuberías, pozos de bombeo y lugares de difícil acceso en un edificio, como espacios de acceso, vigas de borde, etc. El aislamiento de espuma en aerosol también es duradero y puede durar toda la vida sin necesidad de reemplazo. 

Foam Board Insulation

2. Aislamiento de tableros de espuma

El aislamiento con paneles de espuma es un método eficaz para minimizar la transferencia de calor a través de paredes, techos y pisos de edificios. Estos tableros, normalmente fabricados con materiales como poliuretano, poliestireno o poliisocianurato, vienen en varios espesores, que generalmente oscilan entre 0,5 pulgadas y 4 pulgadas. La densidad del aislamiento de paneles de espuma puede variar, pero generalmente oscila entre 1,5 y 2,5 libras por pie cúbico.

Una de las principales ventajas del aislamiento con paneles de espuma es su alto valor R en comparación con otros tipos de aislamiento del mismo espesor. En promedio, el aislamiento de paneles de espuma ofrece un valor R que oscila entre R4 y R6 por pulgada de espesor, lo que lo convierte en un aislante muy eficiente. Por ejemplo, un tablero de espuma de 1 pulgada de espesor proporciona un valor R de R4 a R6, mientras que el aislamiento tradicional de fibra de vidrio del mismo espesor puede ofrecer solo un valor R de R2,2 a R3,8.

El aislamiento de paneles de espuma es particularmente adecuado para aplicaciones como revestimiento de paredes exteriores y revestimiento de paredes interiores. Su uso en aplicaciones especiales como paredes de sótanos, cimientos y debajo de losas de concreto también es común debido a su resistencia a la humedad y resistencia estructural. El proceso de instalación del aislamiento de paneles de espuma es relativamente sencillo y rentable, y normalmente cuesta entre $0,70 y $1,20 por pie cuadrado, lo que lo convierte en una opción económica en comparación con los tipos de aislamiento que requieren más mano de obra.

Además de sus propiedades de aislamiento térmico, el aislamiento con paneles de espuma también proporciona cierto grado de insonorización, mejorando el confort general y la eficiencia energética de un edificio. Esta forma de aislamiento es una opción popular en proyectos de construcción tanto residenciales como comerciales debido a su versatilidad, facilidad de instalación y alto valor aislante.

Fiberglass Insulation

3. Aislamiento de fibra de vidrio

El aislamiento de fibra de vidrio, compuesto principalmente de finas fibras de vidrio, es un material ampliamente utilizado para el aislamiento térmico y representa alrededor del 80-90% del mercado de aislamiento residencial. Su popularidad se debe a su rentabilidad y sus excelentes propiedades de resistencia térmica. Por lo general, el aislamiento de fibra de vidrio cuesta aproximadamente entre $0,30 y $1,00 por pie cuadrado, lo que lo convierte en una de las opciones de aislamiento más asequibles disponibles.

Este tipo de aislamiento se ve especialmente favorecido por su facilidad de instalación, especialmente en proyectos de bricolaje. El aislamiento de fibra de vidrio viene en varias formas, incluidos rollos y bloques, que son ideales para espacios estándar en paredes, áticos y techos. Estos rollos y guatas suelen tener espesores que van desde 3,5 pulgadas para las cavidades de las paredes hasta hasta 12 pulgadas para los espacios del ático. Además, la fibra de vidrio también se puede utilizar como aislamiento de relleno suelto, una forma que se sopla en los espacios, lo que la hace adecuada para áreas de forma irregular y alrededor de obstrucciones.

La eficacia del aislamiento de fibra de vidrio se mide por su valor R, que indica su resistencia al flujo de calor. En promedio, el aislamiento de fibra de vidrio proporciona un valor R entre R2 y R3 por pulgada de espesor. Por ejemplo, un bloque de pared estándar de aislamiento de fibra de vidrio de 3,5 pulgadas tendría un valor R de aproximadamente R11 a R15, mientras que una capa de 12 pulgadas de espesor en un ático podría alcanzar R38 a R49.

A pesar de su asequibilidad y facilidad de uso, el aislamiento de fibra de vidrio requiere un manejo cuidadoso debido a su composición de pequeñas fibras de vidrio, que pueden irritar la piel y el sistema respiratorio. Se recomienda utilizar equipo de protección, como guantes, mangas largas y una máscara, al instalar aislamiento de fibra de vidrio.

En general, el aislamiento de fibra de vidrio es una solución práctica y rentable para mejorar la eficiencia energética de hogares y edificios. Su uso generalizado se atribuye a su versatilidad, siendo adecuado para diversas aplicaciones, y su capacidad para reducir significativamente los costos de energía al mejorar el rendimiento térmico.

Loose-Fill Insulation

4. Aislamiento de relleno suelto

El valor R general logrado con aislamiento de relleno suelto puede variar según la profundidad y la densidad del material aplicado. Por ejemplo, una aplicación estándar en un ático podría implicar soplar de 10 a 14 pulgadas de celulosa, logrando un valor R de aproximadamente R38 a R53, o fibra de vidrio a una profundidad similar, lo que daría como resultado un Valor R de alrededor de R22 a R37,7.

El costo de instalación del aislamiento de relleno suelto es algo más alto que el de otras formas debido a la necesidad de equipos de soplado especializados. En promedio, el costo de instalar aislamiento de relleno suelto oscila entre $1 y $1,50 por pie cuadrado, dependiendo del material utilizado y la complejidad del espacio que se está aislando. Este costo incluye tanto el material como la mano de obra, siendo los costos laborales más altos debido a las habilidades y equipos especializados necesarios.

El aislamiento de relleno suelto es una opción ideal para modernizar estructuras existentes donde podría resultar difícil instalar otras formas de aislamiento sin interrupciones significativas. También es una opción popular en construcciones nuevas debido a su eficacia para proporcionar una cobertura completa y rellenar alrededor de obstrucciones, como tuberías y cableado, lo que garantiza una barrera térmica más uniforme.

Además de sus propiedades de aislamiento térmico, el aislamiento de relleno suelto también puede contribuir a la insonorización, reduciendo la transmisión de ruido entre habitaciones y desde el exterior. Esto lo convierte en una solución versátil para mejorar el confort y la eficiencia energética de edificios tanto residenciales como comerciales.

Blanket or Batt Insulation

5. Aislamiento tipo manta o guata

El aislamiento de guata o manta es un tipo común de aislamiento que viene en rollos y guata. Los materiales utilizados para el aislamiento de fibra de vidrio son fibra de vidrio, celulosa, lana mineral, fibras naturales o plástico. Se montan fácilmente en montantes de pared, vigas de vigas y vigas de piso. También es un tipo de aislamiento económico de instalar. 

En términos de resistencia térmica, el aislamiento de guata suele ofrecer un valor R que oscila entre R3 y R4 por pulgada de espesor. Esto significa que una guata estándar de 3,5 pulgadas de espesor, comúnmente utilizada en las cavidades de las paredes, tendría un valor R de aproximadamente R11,5 a R14. Para mayores necesidades de aislamiento, como en los áticos, los bloques pueden tener un grosor de entre 10 y 14 pulgadas, lo que proporciona un valor R entre R30 y R56.

El aislamiento de bloques está disponible en una variedad de tamaños para coincidir con el espaciado común de montantes de pared y vigas de piso, generalmente en anchos de 16 o 24 pulgadas. Las longitudes pueden variar, con rollos estándar que varían de 20 a 40 pies, lo que permite cubrir áreas grandes con menos costuras. Esta versatilidad en el tamaño hace que el aislamiento en bloques sea adecuado para una amplia gama de aplicaciones, desde pequeños proyectos residenciales hasta grandes edificios comerciales.

El proceso de instalación del aislamiento de bloques es sencillo y rentable. Un costo de instalación típico oscila entre $0,60 y $1,20 por pie cuadrado, según el tipo de material y la complejidad de la instalación. Para instalarla, simplemente hay que cortar la manta al tamaño adecuado y ajustarla cómodamente entre los montantes o vigas. Esta facilidad de instalación, combinada con su asequibilidad, hace que el aislamiento de bloques sea una opción popular tanto para los entusiastas del bricolaje como para los contratistas profesionales.

En general, el aislamiento con bloques proporciona una forma eficiente y económica de mejorar la eficiencia energética de un edificio. Su amplia gama de opciones de materiales y su flexibilidad en el tamaño lo hacen adaptable a diversos diseños de edificios y requisitos de aislamiento.  

Cellulose Insulation

6. Aislamiento de celulosa

El aislamiento de celulosa, una opción sostenible y respetuosa con el medio ambiente, se fabrica principalmente a partir de productos de papel reciclado, que normalmente comprenden entre un 80 % y un 85 % de contenido reciclado. Para mejorar su seguridad y funcionalidad, el material se trata con retardantes de fuego como ácido bórico o sulfato de amonio, que constituyen aproximadamente entre el 15 y el 20% de su composición. Este tratamiento no sólo ayuda a prevenir los riesgos de incendio, sino que también disuade las infestaciones de plagas. 

Este tipo de aislamiento se aplica comúnmente mediante una máquina sopladora, lo que permite su distribución en varias áreas de un edificio, como paredes abiertas y áticos. En los áticos, la profundidad recomendada para el aislamiento de celulosa inyectada varía de 8 a 12 pulgadas, logrando un valor R general de R24 a R45,6. Para paredes abiertas, a menudo se sopla celulosa para lograr una densidad de aproximadamente 3,5 libras por pie cúbico, lo que ayuda a evitar la sedimentación con el tiempo y mantiene sus propiedades aislantes. 

Además, la celulosa se puede empaquetar densamente en las cavidades de las paredes, una técnica que implica soplar el material a mayor presión para lograr una densidad de aproximadamente 3,7 a 4,0 libras por pie cúbico. Este método es particularmente eficaz para modernizar paredes existentes, ya que se puede realizar con una mínima alteración de los acabados de las paredes. 

El valor R del aislamiento de celulosa suele oscilar entre R3 y R3,8 por pulgada de espesor. Por ejemplo, una cavidad de pared estándar de 2x4 pulgadas rellena con aislamiento de celulosa (aproximadamente 3,5 pulgadas de profundidad) tendría un valor R de aproximadamente R13 a R13,3. Este alto valor R por pulgada hace que la celulosa sea un aislante eficiente, especialmente en escenarios de espacio limitado. 

El costo de instalar aislamiento de celulosa varía pero generalmente es competitivo con otras formas de aislamiento. En promedio, el costo de instalación oscila entre $1 y $1,50 por pie cuadrado, incluyendo material y mano de obra. Esta rentabilidad, combinada con sus beneficios ambientales y su alto valor R, hace que el aislamiento de celulosa sea una opción popular tanto para construcciones nuevas como para aplicaciones de modernización. 

En resumen, el aislamiento de celulosa ofrece una combinación de eficiencia energética, sostenibilidad ambiental y rentabilidad. Su versatilidad de aplicación, ya sea inyectado o empaquetado denso, lo hace adecuado para una amplia gama de tipos de edificios y necesidades de aislamiento.

Reflective Insulation

7. Aislamiento reflectante

El aislamiento reflectante, que utiliza materiales como papel de aluminio, está diseñado para resistir la transferencia de energía radiante en los edificios. Este tipo de aislamiento aborda principalmente la transferencia de calor radiante, que es distinta del flujo de calor convectivo y conductivo al que normalmente se dirigen otros tipos de aislamiento como la fibra de vidrio o la celulosa. 

Para maximizar su eficacia, el aislamiento reflectante suele implicar la instalación de varias capas de lámina reflectante. Cada capa de papel de aluminio refleja el calor radiante, lo que reduce la cantidad de calor que pasa a través del aislamiento. Por ejemplo, un aislamiento reflectante de una sola capa puede tener un valor R de alrededor de R1 a R2, pero cuando se utilizan dos capas de lámina, el valor R puede aumentar a R5. La eficacia del aislamiento reflectante aumenta aún más con cada capa adicional de lámina. 

El aumento del valor R suele ser directamente proporcional al número de capas de lámina utilizadas. Por ejemplo, un sistema de aislamiento reflectante de tres capas podría alcanzar un valor R tan alto como R7,5. Sin embargo, la eficacia del aislamiento reflectante también depende de otros factores, como la presencia de un espacio de aire entre las capas, que puede mejorar sus propiedades de resistencia térmica. 

El aislamiento reflectante es particularmente eficaz en climas cálidos donde la transferencia de calor radiante es una preocupación importante. A menudo se utiliza en áticos, donde puede reflejar el calor del sol lejos de los espacios habitables de abajo. El costo del aislamiento reflectante varía, pero generalmente es más asequible que otros tipos de aislamiento de alto valor R. Los costos de instalación oscilan entre $ 0,50 y $ 1,50 por pie cuadrado, según la cantidad de capas y la complejidad de la instalación. 

Si bien el aislamiento reflectante se puede utilizar de forma independiente, es más eficaz cuando se combina con otros tipos de aislamiento, como fibra de vidrio o paneles de espuma. Esta combinación ayuda a abordar todas las formas de transferencia de calor (radiante, conductiva y convectiva), mejorando así la eficiencia térmica general de un edificio. 

En resumen, el aislamiento reflectante ofrece una solución única para reducir la transferencia de calor radiante en los edificios. Su eficacia, asequibilidad y facilidad de instalación lo convierten en una opción adecuada para mejorar la eficiencia energética, especialmente en climas con importante exposición a la radiación solar.

Radiant Barrier Insulation

8. Aislamiento de barrera radiante

El aislamiento de barrera radiante comprende láminas o capas delgadas, a menudo hechas de papel de aluminio, que se instalan en los hogares para combatir la transferencia de calor radiante. Funcionalmente similar al aislamiento reflectante, las barreras radiantes funcionan principalmente reflejando la energía radiante, reduciendo así la cantidad de calor que penetra en el interior de un edificio. Este tipo de aislamiento es particularmente eficaz en climas cálidos, donde ayuda a mantener los espacios interiores más frescos al reflejar el calor del sol. 

El valor R del aislamiento de barrera radiante es relativamente bajo, normalmente alrededor de R2, que es menor que el que ofrecen los materiales aislantes más tradicionales como la fibra de vidrio o la celulosa. Sin embargo, la fuerza de una barrera radiante reside en su superficie altamente reflectante. Esta capacidad reflectante se mide por la emisividad y la mayoría de las barreras radiantes tienen un valor de emisividad de 0,05 o menos, lo que significa que pueden reflejar el 95 % o más del calor radiante. 

Las barreras radiantes se instalan más comúnmente en áticos, donde pueden colocarse sobre el aislamiento existente o fijarse a la parte inferior del techo. Esta ubicación es estratégica, ya que los áticos suelen ser la principal fuente de ganancia de calor en una casa, especialmente en regiones con altas temperaturas y fuerte exposición al sol. El proceso de instalación es relativamente sencillo y puede ser una adición rentable al aislamiento tradicional. El costo de instalar barreras radiantes varía, pero generalmente oscila entre $ 0,15 y $ 0,30 por pie cuadrado, lo que la convierte en una opción económica para reducir la ganancia de calor. 

Si bien las barreras radiantes por sí solas no son suficientes para aislar completamente un edificio, mejoran significativamente el rendimiento de otros tipos de aislamiento. Cuando se combinan con materiales aislantes convencionales, proporcionan una solución integral para gestionar el entorno térmico de un edificio, abordando el flujo de calor tanto radiante como conductivo. 

En resumen, el aislamiento de barrera radiante es una solución especializada para reducir la transferencia de calor radiante en los edificios. Es particularmente beneficioso en climas cálidos, donde su capacidad para reflejar el calor radiante puede generar mejoras notables en el confort interior y reducciones en los costos de refrigeración.

¿Cuáles son los factores a la hora de elegir el aislamiento?

Se deben considerar varios factores al comparar el aislamiento de su hogar. Aquí hay 10 factores que debe considerar antes de elegir el aislamiento para su edificio. 

  • Resistencia térmica (valor R):

La resistencia térmica de un aislamiento, que también se conoce como valor R, es una medida de la capacidad del material para resistir la transferencia de calor. El valor R varía según los diferentes tipos de aislamiento. Cuanto mayor sea el valor, mayor será la resistencia térmica. El aislamiento de espuma en aerosol cerrado ofrece el valor R más alto, mientras que el aislamiento de fibra de vidrio ofrece el más bajo.

  • Clima y ubicación:

El clima y la ubicación de un edificio juegan factores vitales a la hora de elegir el aislamiento. Los edificios en climas fríos requieren un valor R alto, como aislamiento de espuma en aerosol, para retener el calor. Para climas cálidos, el aislamiento reflectante o radiante es una opción adecuada.

  •  Aplicación y espacio:

El ámbito de aplicación es importante a la hora de seleccionar el aislamiento. Prácticamente todos los tipos de aislamiento se pueden utilizar para aislamiento de paredes, aislamiento de áticos y aislamiento de pisos. Sin embargo, no todos los tipos de aislamiento se pueden utilizar para grietas, tuberías o lugares de difícil acceso, como espacios de acceso. El aislamiento de espuma en aerosol es un tipo versátil de aislamiento que se aplica a espacios irregulares.

  • Costo y Presupuesto:

El costo de instalación es un criterio importante a considerar al elegir el tipo de aislamiento que se utilizará en su edificio. Evalúe su presupuesto y costo antes de elegir un aislamiento. El costo de instalación varía según los diferentes materiales aislantes. El aislamiento de espuma en aerosol se considera el más caro, mientras que el aislamiento de fibra de vidrio es el más barato. A continuación se muestra un desglose de cuánto cuesta el aislamiento de espuma en aerosol .

  • Impacto medioambiental:

Es fundamental tener en cuenta el impacto medioambiental de un material aislante a la hora de seleccionar el aislamiento. Elija materiales aislantes que sean ecológicos y sostenibles. Esto ayuda a crear un medio ambiente más saludable y reducir la huella de carbono. Obtenga este producto de espuma en aerosol de alta calidad y sin emisiones de carbono de Kraken.

  • Facilidad de instalación:

La facilidad de instalación puede afectar la selección del aislamiento. Los aislamientos de fibra de vidrio, reflectantes y de espuma son aptos para el bricolaje. Por el contrario, la espuma en aerosol y el aislamiento de relleno suelto requieren los servicios de un profesional para una instalación eficiente. 

  • Resistente al fuego:

La inflamabilidad del material aislante es un factor fundamental a considerar a la hora de elegir el aislamiento. El aislamiento debe poder resistir el fuego hasta cierto punto. Los aislamientos de celulosa minimizan el fuego ya que suelen estar tratados con retardantes.  

La fibra de vidrio y la lana mineral también poseen capacidades de resistencia al fuego. Normalmente, el aislamiento de espuma favorece la combustión debido a sus componentes químicos. Sin embargo, los productos de espuma en aerosol recientemente mejorados, como Fast Coat, tienen una clasificación de resistencia al fuego de Clase 1. 

  • Resistencia a la humedad:

La acumulación de humedad provoca un deterioro gradual del aislamiento. Por tanto, la capacidad del material aislante para resistir la humedad es una característica esencial a considerar antes de elegir un aislamiento. La resistencia a la humedad elimina el riesgo de crecimiento de moho en los edificios. El aislamiento de espuma en aerosol proporciona una resistencia superior a la humedad. Por otro lado, el aislamiento de fibra de vidrio absorbe la humedad fácilmente. 

  • Insonorización

El aislamiento es una buena forma de insonorizar su edificio, especialmente si se encuentra en un ambiente ruidoso. Sin embargo, no todos los tipos de aislamiento ofrecen capacidades de insonorización. Insonorizar un edificio lo hace más relajante y sin distracciones para sus ocupantes. La espuma en aerosol y el aislamiento de fibra de vidrio son eficaces para amortiguar la transmisión del sonido.

  • Códigos y regulaciones de construcción

Los códigos y regulaciones de construcción locales pueden dictar aislamientos específicos para diferentes partes de un edificio. Asegúrese de que el aislamiento elegido cumpla con estos códigos de construcción para evitar sanciones.

Preguntas frecuentes

¿Qué tipo de aislamiento para los áticos?

El aislamiento de espuma en aerosol ofrece un alto valor R y es el tipo de aislamiento más adecuado para áticos. El aislamiento de celulosa y fibra de vidrio también son tipos de aislamiento de ático adecuados que pueden proporcionar resistencia térmica de manera efectiva.

¿Qué tipo de aislamiento para el espacio de acceso?

El mejor tipo de aislamiento para espacios reducidos es la espuma en aerosol. Son adecuados para espacios irregulares y proporcionan una eficaz resistencia a la humedad. 

¿Qué tipo de aislamiento para paredes interiores?

Los bloques y la espuma en aerosol son los tipos de aislamiento ideales para paredes interiores. Poseen capacidades de insonorización, resistencia térmica, respetuosas con el medio ambiente y resistentes al fuego. El aislamiento reflectante también se puede utilizar en combinación con otros tipos de aislamiento para proporcionar resistencia térmica en un espacio habitable. 

¿Qué tipo de aislamiento para paredes exteriores?

El tablero de espuma es el tipo de aislamiento más adecuado para paredes exteriores. Se utilizan comúnmente para revestimiento de paredes exteriores y revestimiento interior de paredes de sótanos. 

¿Qué tipo de aislamiento para las paredes del sótano?

Los paneles en aerosol y de espuma son tipos de aislamiento adecuados para las paredes del sótano. Proporcionan una resistencia térmica y a la humedad efectiva, creando así un ambiente de sótano cómodo y energéticamente eficiente.

¿Qué tipo de aislamiento para techo?

La espuma en aerosol, los bloques y la celulosa son tipos de aislamiento para techos. Sin embargo, el aislamiento de espuma en aerosol es el tipo ideal de aislamiento, ya que se puede aplicar a techos con formas irregulares y proporciona una mayor resistencia térmica.

¿Qué tipo de aislamiento para el garaje?

El mejor tipo de aislamiento para un garaje es la espuma en aerosol. La espuma en aerosol ofrece un alto valor R, resistencia a la humedad, capacidades de insonorización y durabilidad. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.


Autor: Krakenbond

    1 out of ...